pestañas

Bastará un tenue fulgor para iluminar las tinieblas.

Volver al Inicio

Aumentar Reducir

Tamaño de Letra

Entradas Antiguas

lunes, 27 de octubre de 2008

Agradecimientos e Información sobre Violencia y Control.



Muchachos, después de unos cuantos ajustes y breves temporadas en el infierno, vuelvo a mi tarea de contaminar el ciber espacio con mis inoportunos y oficiosos comentarios. Desde ahora estas crónicas se podrán también escuchar, y no desde el robot sintetizador que estaba utilizando en modo de prueba sino que desde mi propia gangosa voz y hasta con música de fondo. Así que pueden descargar las crónicas y escucharlas desde sus reproductores Mp3 mientras viajan en el transporte público o en sus automóviles. Esto si quieren odiar en las horas muertas.

Además les agradezco el escuchar y difundir este espacio ya que fuera de todo pronóstico es ávidamente visitado; el contador registra al menos veinte visitas diarias lo que es todo un éxito considerando que esta crónica también es reproducida en otros medios digitales.

Reitero que todos los contenidos de esta bitácora pueden ser reproducidos de cualquier forma y en cualquier medio, sólo les pido tener la deferencia de avisar por correo electrónico a la siguiente dirección:

arielzuniganunez@gmail.com

En estos momentos también participo en una radio comunitaria produciendo un programa sobre literatura el cual les recomiendo escuchar todos los sábado a las 19 hrs. en la zona poniente de santiago y el litoral central. Además pueden descargar los episodios y o escucharlos on line en:

www.radiocircuitoliterario.blogspot.com

Como pueden ver todas las modificaciones se han realizado gracias a sus críticas, comentarios y o sugerencias. Les pido que las sigan haciendo llegar con frecuencia para saber si este pequeño mensaje, que todas las semanas guardo en una botella, llega a su destino.

Del mismo modo si esta información les parece correo basura no duden en hacerlo saber para borrarlos de mis registros.

A continuación mi última crónica, también en formato radial, sobre las elecciones municipales.

¿Bastará un gota de lucidez en la infinitud de las tinieblas? Existe un sólo modo de averiguarlo.

Maipú, 28 de Octubre de 2008.


Atornillando hacia la derecha.

Táctica electoral sin estrategia emancipatoria.


Escuche este artículo en Mp3.

Las alianzas gobernantes se han esmerado en explicar los resultados de las elecciones municipales celebradas ayer, veintisiete de octubre de dos mil ocho, recurriendo a la majadería contable. Pero el único guarismo que no se presenta es el que explica todo de forma más elocuente: Más del cincuenta por ciento más uno de los chilenos mayores de dieciocho años no expresó su voluntad conforme hacia ninguno de los candidatos.

Los votos nulos y blancos fueron escasos, aunque el mismo subsecretario Harboe llamó la atención sobre su extenso número durante la presentación de los cómputos. Tres millones de personas inscritas en los registros electorales no se presentaron a su lugar de votación y colapsaron las comisarias dejando constancia de la excusa esgrimida para no hacerlo. Sólo cinco millones de chilenos asistieron a los locales de votación de los cuales el noventa por ciento emitió válidamente su sufragio. Pero la población nacional que habita dentro del territorio es superior a los dieciséis millones y nuestros bajos índices de natalidad no concentran la población en los niños y adolescentes como en áfrica o centroamérica sino que en los adultos. La población envejece y el padrón electoral también, para estas elecciones por ejemplo más electores murieron que nuevos se registraron. Si desde 1970 la población nacional aumentó en un sesenta por ciento los electores a penas lo han hecho en un veinte por ciento, pese a que en aquellos tiempos se debía tener veintiún años para sufragar.

La fórmula para que esta apatía generalizada no afecte la legitimidad del sistema ha obligado a que se conserve la obligatoriedad del voto pero los tres millones, más los votos nulos y blancos, de quienes no cumplieron con su deber pese a estar inscritos, y ser amenazados con multas superiores a ciento cincuenta dólares, demuestra que la apatía ya linda en el desacato.

Se propusieron tres medidas para aumentar la participación electoral: La inscripción automática, el voto voluntario y la participación de los chilenos que habitan en el extranjero. Además se ha eludido la votación electrónica y la modernización del servicio electoral lo que es coherente con la lógica de dejar todo tal cual está pues cualquier cambio podría perjudicar a los actuales gobernantes.

La inscripción automática y voto voluntario son medidas muy fáciles de implementar si es que se celebrara una votación electrónica. Alguien podría decir, y con mucha razón, que la informatización podría traer problemas hasta ahora inexistentes a propósito de los nefastos precedentes de SONDA: La cédula de identidad imposible de falsificar pero que ya se la adulteraba con frecuencia desde una semana de su debut y el conocidísimo Transantiago. Obviando estos precedentes y las tesis conspiparanoicas lo cierto es que los sistemas digitales funcionan en todo el mundo y hasta en Chile; el Servicio Nacional de Impuestos Internos es un claro ejemplo en ese sentido.

Pero tales iniciativas fueron desechadas porque todos los participantes en las elecciones saben muy bien quienes son sus electores y donde viven, por ejemplo la empresa GMA vinculada a la UDI, confeccionaba mapas en donde se situaba a los electores y eso le permitía a los municipios saber a quienes se le sacaba la basura y a quienes no. Revolver el río es perjudicial para todos hasta para los comunistas que deberían lidiar con grupos más a la izquierda del dial que ellos.

Los chilenos en el extranjero presentan otras particularidades. Por una parte las numerosas colonias en Australia, Venezuela y Suecia, compuestas en gran mayoría por emigrantes económicos de los setenta y ochenta, pero que sin embargo actúan cual exiliados políticos siendo hasta la fecha furibundos antipinochetistas obstante el deceso del general. Colonias numerosas también encontramos en España y Argentina pero en estas últimas no tenemos la parcialidad ideológica de las anteriores. Las alianzas gobernantes saben que la poca participación de los chilenos dentro de Chile puede hacer decisiva la intervención de los que viven afuera máxime si en las colonias más numerosas se votara por Guillermo Tellier o Tomás Hirch en forma mayoritaria. Esas candidaturas testimoniales podrían redundar en gobiernos imprevistos tanto para las élites como para nosotros, y para los candidatos mismos, lo que alteraría la situación política y económica nacional en forma repentina sin que los vecinos de Gotemburgo deban sufrir ninguna de sus perniciosas consecuencias. Con colonias tan radicalizadas es obvio que el sufragio del chileno en el exterior es un tema muy diferente que para los Uruguayos o Argentinos.

El perfil del elector, y hacia donde apuntan todos los candidatos aunque se digan de izquierda, es a una mujer mayor de cincuenta años con una educación básica, y que toma sus decisiones de acuerdo a los mensajes que le exhiben los medios de comunicación de masas. Su participación política se reduce a su familia y a sus pares; a medida que aumentan los años también su asociatividad que vuelca en clubes de adulto mayor, juntas de vecinos y comités de seguridad ciudadana. La respuesta a la falta de ideas, de discusión de fondo, y hasta de aceptación a su ideario político de los candidatos en nuestra última elección, se encuentra en la moderación patológica del electorado. Una generación que sufrió con las divisiones del pasado y que no está dispuesta a ningún avance pues sabe que cada uno de ellos tiene inevitables costos.

Los jóvenes por su parte, aquellos de los que tanto se habla y se sostienen todas las esperanzas, luchan por su salvación individual arriesgando todo y sin importarle mucho la suerte de los demás. En dicha lógica los políticos son exitosos, al igual que los empresarios, a quienes se puede admirar por su talento para salvarse individualmente y a costa de todos pero eso no significa que uno vaya a asolearse o hacer fila para elegir a uno de ellos pues son todos iguales.

Todo indica que la participación electoral seguirá cuesta abajo en la rodada y eso obviamente afectará el modo de legitimar las decisiones política tal cual se ha hecho en los últimos veinte años. Pero eso es muy distinto a creer que el sistema colapsará por falta de participación pues se trata de una condición deseable más no necesaria. Los EE.UU han demostrado que se puede gobernar sin contratiempos, y decirse democráticos, en un lugar en donde sólo una minoría toma las decisiones y una pequeña fracción participa electoralmente.

Que las alianzas gobernantes recurrieran a la fotografía digitalmente alterada, a las frases sin contenido y a las fotos con recién nacidos no es ninguna novedad, tampoco la apelación al clientelismo y hasta del cohecho, el problema está en quienes dicen estar en contra del “modelo” y se prestan para la misma ordalía a propósito que deben convencer al mismo electorado.

El fracaso de la izquierda ha sido en las últimas elecciones el no convocar a nuevos izquierdistas para que se sumen a un proyecto coherente en el cual la opción de inscribirse en los registros electorales no sea vista como una concesión sino como parte de una estrategia de mayor alcance que la mera obtención de resultados contables en un viciado mercado de popularidad.

La izquierda debe ser capaz de presentar una alternativa antes que un candidato, mientras los jóvenes de derecha se inscriben gustosos los de izquierda se quedan en la casa con el ceño fruncido y esto es en gran parte responsabilidad de quienes no hemos logrado levantar un proyecto colectivo. Lo electoral no es determinante pero puede ser relevante en la medida que sea táctica dentro de una estrategia. Hasta el momento la única propuesta de la izquierda consiste en atornillar hacia el mismo lado de la derecha pero más despacio.

3 comentarios:

akamacon dijo...

excelente; Te felicito por tu planteamiento, ahora bien, me gustaría saber, sobre lo que crees que va a suceder a niveles sociales en chile?

azeta dijo...

Gracias,
no creo que pase nada extraordinario. A pesar que la crisis nos golpeará más fuerte que lo que dicen, de todos modos ya se ha domesticado lo suficiente como para esperar algo más que esporádicos actos de rebeldía.

Erzsebet dijo...

Me alegra que este con audio tuyo y cada vez mas masivo tu blog

Saludos

Publicar un comentario

Deje su comentario o sugerencia, aunque no sea una crítica. A veces basta un saludo.
Vea los comentarios anteriores.

Otras Webs

Banner Fesal

Contador de visitas

Seguidores